Address
304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

Work Hours
Monday to Friday: 7AM - 7PM
Weekend: 10AM - 5PM

La Propiedad Industrial en los diseños tecnológicos: Interfaces gráficas de usuario, fuentes e íconos

 

Vanya Córdova

Practicante en el área de Competencia & Propiedad Intelectual del Estudio Benites, Vargas & Ugaz Abogados. Estudiante de Derecho en la Universidad de Lima, fundadora y Coordinadora Adjunta del Círculo de Estudios de Derecho y Tecnología en la misma casa de estudios. Coordinadora Académica del Grupo de Estudios de Propiedad Intelectual fundado en la UNMSM. Especialista en Derecho de la Moda por la Escuela de Postgrado UPC y miembro editorial estudiantil de la revista internacional Fashion Law Journal.


 

En la actualidad, nos encontramos acostumbrados a escuchar sobre el impacto de las nuevas tecnologías como el metaverso, NFTs y blockchain. Sin embargo, consideramos importante remitirnos a los antecedentes de estas tecnologías, específicamente a finales del siglo XX, cuando aparecieron avances tecnológicos que impulsaron la creación de diseños industriales en sectores y medios que no se habían contemplado anteriormente.

Es así que, debido a Internet, el auge de las redes sociales y la tecnología avanzada de gadgets electrónicos como smartphones, tablets, entre otros; se han desarrollado nuevos sectores industriales cuyos intereses económicos requieren de diseños creativos de elementos tecnológicos. Dentro de ellos, se encuentran (i) los diseños de interfaces gráficas de usuario (IGU)[1], (ii) fuentes[2]; e, (iii) íconos[3]. En el presente artículo, comentamos el Documento SCT/36/6 de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) celebrado en Ginebra en 2016 por el Comité Permanente sobre el Derecho de Marcas, Diseños Industriales e Indicaciones Geográficas (SCT), titulado “Los diseños industriales y las tecnologías emergentes: similitudes y diferencias en la protección de nuevos diseños tecnológicos”.

 

I. Antecedentes

En el 2018, en atención a la llamada “guerra de patentes de diseño” entre Samsung y Apple[4], se empezó a otorgar mayor interés a la importancia detrás de la protección sobre las tecnologías mencionadas en el acápite anterior, cuyos inicios se remontan al siglo anterior. En efecto, de acuerdo con numerosos autores, los primeros íconos fueron creados por la empresa Xerox a través del lenguaje de programación SmallTalk creado en 1973 para sus ordenadores Xerox Alto[5].

 

Fig. 1. Íconos dentro del sistema de ventanas creadas mediante el lenguaje Smalltalk-80 para el ordenador Xerox Alto (1973).

 

Un tiempo después, en Estados Unidos se registraron los primeros íconos protegidos mediante una patente de diseño a nombre de Xerox Corporation en el año 1988[6], los cuales eran: separadores (patente N° D295.631), una “papelera” (patente N° D295.632), un símbolo de computadora (patente N° D.295.633), entre otros.

Fig. 2. Íconos ilustrativos de las patentes de diseño solicitadas por Xerox en E.E.U.U.

 

En los años siguientes, se ha desarrollado una industria mundial que involucra millones de dólares, pues se ha basado en la expansión de la tecnología de dispositivos móviles. Recientemente, ha surgido una controversia muy popular en torno al movimiento activista conocido como «kimkardashianruinedmylife.com», el cual se originó a raíz de las afirmaciones de un desarrollador de software que alega haber sufrido perjuicios al crear la aplicación de celulares «Kimoji». Según su relato, se vio presionado para ceder los derechos de propiedad intelectual a la familia Kardashian, quienes obtuvieron beneficios desproporcionados a su participación dentro de la aplicación, lo que ha resultado en consecuencias negativas en la vida del creador original[7].

Como se observa, existen mercados mundiales muy lucrativos de aplicaciones en Internet, principalmente comercializados a través de Google Play Store y la tienda de aplicaciones de Apple (App Store), puesto que actualmente los íconos se encuentran relacionados mayormente con las aplicaciones para dispositivos móviles. Para alimentar este mercado mundial, existen decenas de miles de creadores de aplicaciones, la mayoría de los cuales se hallan actualmente fuera de los Estados Unidos[8].

En consecuencia a la rápida evolución tecnológica, se continúan generando nuevas interfaces y dispositivos informáticos, pero esto fue solo el comienzo: hoy presenciamos invenciones revolucionarias que abren nuevos sectores tecnológicos, cuyos titulares buscarán protección para sus diseños. En vista de que los diseños industriales están trascendiendo las tecnologías tradicionales, consideramos que es el momento importante para analizar los alcances sobre la protección jurídica al respecto por parte de los expertos en la materia y los Estados. A continuación, procederemos a comentar los resultados de un cuestionario basado en la propuesta de las Delegaciones de los Estados Unidos de América, Israel y Japón de la OMPI, que lleva por título “Los diseños industriales y las tecnologías emergentes: similitudes y diferencias en la protección de nuevos diseños tecnológicos” (Documento SCT/35/6).

 

II. Protección de IGU, fuentes e íconos alrededor del mundo

Alrededor del mundo, el Comité SCT de la OMPI afirma que se ha generalizado la protección de los diseños industriales de IGU, fuentes e íconos; pues se otorgan habitualmente registros para estas innovaciones. No obstante, debido a su naturaleza singular y al breve espacio de tiempo en el que las jurisdicciones consideran las solicitudes de protección de esos tipos de diseños industriales, existen diferencias en la protección otorgada y en los requisitos concomitantes para poder solicitarla.

En ese sentido, de los resultados obtenidos de la “Recopilación de las respuestas al cuestionario sobre diseños de interfaces gráficas de usuario (IGU), íconos y fuentes/tipos”[9], se obtuvo que existen diferencias en la protección de los nuevos diseños tecnológicos. En específico, las diferencias principales recaen en las esferas de las condiciones necesarias, los requisitos de divulgación y el alcance de la protección.

Como resultado, aumenta el costo de las empresas y diseñadores a la hora de obtener protección a escala mundial para sus diseños industriales, lo que a su vez aumenta el riesgo de que un tercero se aproveche de los pocos obstáculos de acceso al mercado mundial y de la falta de protección de dicho mercado para sustraer al innovador los beneficios a los que tiene derecho.

Diferencias en las jurisdicciones

Al respecto, la protección de los diseños industriales de íconos e interfaces gráficas de usuario varía en diferentes jurisdicciones. En algunos países se prohíben expresamente la protección de las interfaces gráficas de usuario y los íconos como diseños industriales; toda vez que los íconos y las IGU no pueden estar protegidos en calidad de diseños industriales, puesto que se consideran “imágenes digitales”, las cuales no se consideran formas bidimensionales o tridimensionales en la jurisdicción. Sin embargo, en otras jurisdicciones, como las de Canadá[10] y Estados Unidos[11] se otorga protección a estos elementos tecnológicos.

Perú

En el caso de Perú, mientras que los demás países se extendían a brindar una respuesta concreta sobre si las IGU, fuentes e íconos pueden ser protegidas, nuestro país se limitó a citar el artículo 113 de la Decisión 486 sobre la definición de diseño industrial, por lo que se infiere que para proteger alguno de estos elementos tecnológicos como diseño industrial, se requerirá que cuente con una apariencia particular que resulte de cualquier reunión de líneas o combinación de colores, o de cualquier forma externa bidimensional o tridimensional, línea, contorno, configuración, textura o material, sin que cambie el destino o finalidad de dicho producto.

Además, se menciona que en el caso de las IGU, las imágenes estáticas se tramitan y protegen por separado como solicitudes independientes. Por otro lado, se pueden registrar las IGU o íconos por sí mismos (independientemente del producto que los incorpora o en relación con el que se han de utilizar) y se categorizarían de acuerdo con la Clasificación de Locarno bajo la clase 32-00[12]. Asimismo, la solicitud debe presentarse adjuntando las siguientes gráficas:

 

(i)         Representación de la IGU o el icono, sin el producto que los incorpora o en relación con el que han de utilizarse.

(ii)        Representación de la IGU o el icono en línea continua + el producto que los incorpora o en relación con el que han de utilizarse, en línea punteada o discontinua.

(iii)       Representación de la IGU o el icono en línea continua + el producto que los incorpora o en relación con el que han de utilizarse en línea continua + una descripción en la que se renuncia a la protección del producto.

Respecto a la admisibilidad de las solicitudes de registro de diseño industrial, para aprobar el examen de fondo, el requisito fundamental se encuentra relacionado a la novedad (tanto en IGU e íconos), el cual debe ir aunado a los requisitos previamente mencionados del artículo 113 de la Decisión 486.

Por otro lado, en el caso de la protección sobre las letras, números, palabras o símbolos contenidos en una IGU, en nuestro país, se deja constancia mediante la resolución que concede el registro que al no formar parte del diseño, no son susceptibles de ser protegidos a través de las normas que regulan el diseño industrial. Por tanto, en el caso de las fuentes, tampoco pueden registrarse a modo de conjunto.

Ahora bien, sobre el alcance de la protección de diseños de IGU e íconos, en el resultado de la encuesta nuestro país señala que éste no queda limitado por la clasificación del diseño industrial. Empero, en el apartado de comentarios, cita el artículo 129 de la Decisión 486, el cual establece que el registro de un diseño industrial confiere a su titular (i) el derecho a excluir a terceros de la explotación del correspondiente diseño, y (ii) el derecho de actuar contra quien produzca o comercialice un producto cuyo diseño sólo presente diferencias secundarias con respecto al diseño protegido o cuya apariencia sea igual a ésta.

El mismo caso ocurre al responder la interrogante sobre si las IGU o íconos protegidos en relación con un producto (por ejemplo, en un smartphone), también estarían protegidos contra su uso en relación con otro producto (por ejemplo, la pantalla de un automóvil). En el caso de las IGU, nuestro país indica que sí contarían con la misma protección, mientras que no brinda respuesta sobre el caso de los íconos. Luego, proceden a citar el artículo 129 de la Decisión 486.

III. Conclusión

A través de la historia, los diseños industriales se han enfocado en la forma, configuración y decoración externa de productos meramente físicos, los cuales al ser innovadores han sido un factor determinante en las decisiones de compra de los consumidores. Sin embargo, hacia finales del siglo XX, los avances tecnológicos en el campo de la electrónica comenzaron a impulsar la creación de diseños industriales en sectores y medios que antes no se habían considerado, puesto que nos encontramos ante una revolución digital.

Específicamente, Internet, las redes sociales y la tecnología de teléfonos inteligentes han fomentado el desarrollo de nuevos sectores económicos que cuentan con la necesidad de diseños creativos para elementos tecnológicos, incluyendo interfaces gráficas de usuario (IGU), fuentes e íconos. Tras analizar los resultados del cuestionario organizado por la OMPI, se concluye que estos tipos de diseños están experimentando un rápido crecimiento en muchas de las jurisdicciones y son frecuentemente solicitados para protección tanto por diseñadores locales como empresas de todo el mundo. Si bien nuestro país brinda respuestas generales sin abordar por completo el tema, consideramos fundamental que inicien estas discusiones dentro del INDECOPI.

Finalmente, saludamos la iniciativa de la OMPI en aperturar el debate sobre las diversas legislaciones y prácticas relacionadas a la protección de estos nuevos diseños tecnológicos, pues existe una ausencia de información al respecto. Como se ha podido observar, existe un interés compartido a escala mundial por la protección de los diseños industriales de nuevas tecnologías y esperamos con gran interés que se celebren debates sobre estas cuestiones.

[1] Conjunto de imágenes y objetos gráficos que representa la comprensión de manera sencilla del entorno visual de un sistema operativo de un computador, teléfono inteligente, etc., en el proceso de comunicación entre un usuario y dichos equipos. (Ver: https://www.sic.gov.co/ruta-pi/abril2021/pictogramas-y-su-protecci%C3%B3n-trav%C3%A9s-de-los-derechos-de-propiedad-industrial)

[2] Producto perceptible visualmente que se genera mediante la tipografía (estilo de las letras que se utilizan para escribir y expresarse mediante textos).

[3] Pictograma o representación visual de un programa o una aplicación como, por ejemplo, los íconos que representan archivos, carpetas, programas, etc.

[4] Ver: https://www.bbc.com/mundo/noticias-44259879

[5] Inmaculada Villagrán, A. (2016) «Retrospectiva de los primeros sistemas de gráficos por ordenador». i+Diseño, Vol. 11. Año VIII. Universidad de Málaga, España. Recuperado de: https://revistas.uma.es/index.php/idiseno/article/view/2407/2215

[6] Kluth, D. & Lundberg, S. (1988). “Design Patents: A New Form of Intellectual Property Protection for Computer Software”. 70 J. Pat. & Trademark Off. Soc’y 847. Recuperado de: https://heinonline.org/HOL/LandingPage?handle=hein.journals/jpatos70&div=118&id=&page=

[7] Ver: https://www.thefashionlaw.com/alleged-kimoji-developer-is-suing-kim-kardashian-for-no-less-than-100-million/; https://kimkardashianruinedmylife.com/

[8] Ver: https://www.boost.co.nz/blog/2013/09/research-the-majority-of-mobile-apps-are-being-developed-outside-the-u-s/

[9] Ver: https://www.wipo.int/edocs/mdocs/sct/es/sct_36/sct_36_2_rev.pdf

[10] Ver: https://www.ic.gc.ca/eic/site/cipointernet-internetopic.nsf/eng/wr01218.html

[11] Ver: https://www.uspto.gov/web/offices/pac/mpep/s1504.html#d0e152415

[12] Ver: https://www.wipo.int/classifications/locarno/locpub/en/fr/?class_number=32&explanatory_notes=show&id_numbers=show&lang=en&menulang=en&mode=loc&notion=&version=20230101

 

Dimensión Mercantil
Dimensión Mercantil
Artículos: 407

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *