15.4 C
Lima
viernes, octubre 22, 2021

La Inclusión, Cultura y Educación Financiera en torno a las transacciones con Tarjetas de Crédito en el Perú

Catherine A. Lozano Castillo

Abogada por la Pontificia Universidad Católica del Perú y con Segunda Especialidad en Derecho de Protección al Consumidor por la misma casa de estudios. Con experiencia en temas del sistema financiero, Derecho Civil, Derecho Procesal Civil, Derecho Administrativo y Protección al Consumidor. 

 


 

Sumilla:

El presente artículo versa sobre los diversos matices de la bancarización en el Perú a través del uso de tarjetas de crédito. Ello, a propósito de elementos como la inclusión, la cultura y la educación financiera como indicadores relevantes para evaluar, en su real dimensión, la evolución del sistema financiero en el país.

 

Resumen

Partiendo de la Ley de Bancarización, se desarrollará tres pilares importantes enfocados en las transacciones realizadas con el uso de Tarjetas de Crédito: la Inclusión, Cultura y Educación Financiera.

Palabras Clave  Protección al Consumidor, Consumidor Financiero, Educación Financiera,  Cultura Financiera, Inclusión Financiera.

 

Contenido

Introducción / La Bancarización en el Perú / Inclusión, Cultura y Educación Financiera en el Sector de Tarjetas de Crédito / El rol la SBS como Supervisor y como Educador en el sector de Tarjetas de Crédito / Conclusiones.

INTRODUCCIÓN

En la actualidad, existe una tendencia de aumento progresivo respecto al ingreso de peruanos y peruanas al sistema financiero, la cual se ha venido produciendo por razones de diversa índole (ya sea por decisión propia o por necesidad frente a cierto tipo de circunstancias). Sin embargo, no se puede desconocer que todavía hay cierto grupo que guarda cierto recelo sobre su ingreso pues considera que les conlleva más dificultades que beneficios; en ese sentido, optan por alternativas no bancarizadas que no necesariamente son las óptimas y más seguras en estos tiempos. Entonces, cabría preguntarse ¿Estamos ingresando al sistema financiero debidamente listos e informados? ¿Dicho recelo es debidamente justificado?

Así, partiendo desde un enfoque impulsado por la Ley de Bancarización, el presente artículo se enfocará en tres pilares generales: la Inclusión, Cultura y Educación Financiera en el consumidor financiero adquiriente de tarjetas de crédito, y a la Superintendencia de Banca, Seguros & AFP (SBS) como ente supervisor y educador.

I. LA BANCARIZACIÓN EN EL PERÚ

 1.1 La Ley de Bancarización

A partir del año 2004, cuando se promulgó en nuestro país la Ley N° 28194 “Ley para la lucha contra la Evasión y para la Formalización de la Economía”[1]consideramos que se dio inicio a la denominada Bancarización. Así, con la mencionada Ley, y sus posteriores modificaciones, se busca llevar a cabo que ciertas operaciones precisadas en la misma se efectúen a través sistema financiero. De este modo se pretende evitar la evasión tributaria, así como impulsar la promoción de la formalización económica que hoy por hoy es el gran problema en nuestro país y para su respectivo desarrollo.

1.2 La Bancarización y los fenómenos producidos por esta

Es preciso indicar que, tal como se detalla en el párrafo precedente, si bien es cierto que la Ley de Bancarización tiene un sentido más ligado a uno de índole tributario, consideramos que no debería desconocerse su importancia también en las consecuencias de índole jurídico, social y económico, que trajo consigo la mima.

Desde el punto de vista jurídico, fundamentalmente, dicha ley ha impuesto una obligación tanto para la persona natural como la jurídica de ceñirse a una normativa que determina ciertos parámetros al momento querer efectuar ciertas operaciones. Asimismo, tal como ya se ha indicado, se busca implementar una legislación que ayude a prevenir y disminuir los delitos de lavado de activos y evasión tributaria, los cuales actualmente han cobrado un elevado protagonismo en todas las esferas del país.

En relación al carácter social ocasionado por la Ley de Bancarización, ya sea por necesidad u obligación, los peruanos han entrado en contacto directo o indirecto con las entidades financieras, lo que les ha permitido acceder a oportunidades crediticias que involucran altos montos de dinero.

En lo que respecta al carácter económico, la Bancarización principalmente ha permitido elevar el flujo de transacciones económicas por día, logrando que la economía se agilice a niveles elevados.

En líneas generales, podemos decir que la Bancarización en nuestro país todavía es joven e inexperta. En ese sentido, consideramos que a fin de lograr mayor solidez se necesita reforzar tres elementos importantes: La Inclusión, Cultura y Educación Financiera.

Así, en los siguientes apartados desarrollaremos los tres elementos antes mencionados que serán enfocados al Sector de Tarjetas de Crédito. Dicho sector es merecedor de importancia por el volumen considerable de transacciones realizadas diariamente, el mismo que involucra la participación activa de varios actores. No obstante, para el presente artículo sólo nos enfocaremos en: la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (en adelante SBS) y el consumidor financiero (en adelante, consumidor).

II. INCLUSIÓN, CULTURA Y EDUCACIÓN FINANCIERA

2.1 Inclusión Financiera

La Ley de Bancarización ha sido un elemento importante en la llamada Inclusión Financiera ya que, en la actualidad, tal como se ha señalado en los párrafos precedentes, muchos más peruanos se interrelacionan con las entidades financieras sin importar el nivel socio-económico al cual pertenecen. En ese sentido:

La inclusión financiera es un medio para mejorar el bienestar de la población a través del uso responsable de los productos y servicios financieros ofrecidos por las entidades financieras, el crecimiento económico y la reducción de la informalidad.

[…]

Asimismo, favorece a las empresas permitiéndoles acceder a nuevas oportunidades de crecimiento a través de la inversión en nuevas tecnologías y en capital humano. Al igual que para los hogares, las necesidades de inversión o de gasto necesarias no se adecuan frecuentemente a los recursos generados, es por ello la importancia de acceder a ciertos productos que permitan generar liquidez para afrontar los gastos respectivos. Por tanto, acceder a servicios financieros de calidad impulsa el aumento de la productividad y rentabilidad de los negocios al facilitar las transacciones de pago y cobro a un menor costo y con mayor.[2]

2.2 Cultura Financiera

¿Podríamos decir que los peruanos tenemos cultura financiera? Para responder a esa interrogante, primero tenemos que tener bien en claro lo que significa tener cultura financiera:

La cultura financiera es el dominio de habilidades, conocimientos y prácticas diarias necesario para tomar decisiones financieras con información y de una forma sensata a lo largo de la vida. Está muy vinculada a la educación financiera, que hace referencia a la enseñanza de dichas habilidades, prácticas y conocimientos con los que afrontar en una mejor posición los retos básicos de índole financiera.

Ante la complejidad de productos y servicios financieros existentes, el hecho de tener cultura financiera permite conocer las distintas alternativas disponibles para gestionar correctamente tu dinero. En definitiva, para que puedas controlar tu patrimonio de una forma más eficiente.[3]

2.3 Educación Financiera

¿Qué significa tener educación financiera?

[…] la SBS la define como el proceso por el cual los usuarios, a través de una mejor instrucción, incrementan sus conocimientos sobre los productos financieros, desarrollan sus habilidades y son más conscientes sobre los riesgos financieros. (pág. 74)[4]

En ese sentido, de la mano con la adquisición de una cultura financiera se encuentra la educación financiera, la que básicamente se enfoca en que los consumidores adquieran conocimientos sobre el sistema financiero. Así, se le podrá brindar al consumidor las herramientas necesarias para poder incluirse de forma exitosa en el sistema financiero.

III. INCLUSIÓN, CULTURA Y EDUCACIÓN FINANCIERA EN EL SECTOR DE TARJETAS DE CRÉDITO

En los últimos años ha tomado popularidad la adquisición de tarjetas de crédito, ya sea por campañas de los propios bancos para colocar el producto o por la misma necesidad del consumidor de requerir un medio de pago en cuotas; no obstante, eso no significa que dichos consumidores hayan adquirido conocimiento de la información básica respecto a los derechos y obligaciones que implican la adquisición de dicho producto. Esta situación se manifiesta, a nuestra consideración, porque ni las entidades ni el propio consumidor se preocupan porque se plasme dicha información en forma efectiva:

[…] el peruano de a pie si hace prácticas financieras. “Algunos tienen estas prácticas pero todavía no hay mucha formación de capacidad o habilidades financieras. Nos hacen falta conocer nuestros derechos y deberes como consumidores financieros. Nos falta hacer las preguntas claves cuando nos ofrecen tarjetas de créditos como “¿cuál es la tasa de interés, cobro de membresía, disposición de efectivo?”.[5]

IV. EL ROL LA SBS COMO SUPERVISOR Y COMO EDUCADOR EN EL SECTOR DE TARJETAS DE CRÉDITO

Respecto a la SBS como ente supervisor, consideramos que ésta debe ser especializada, pues se busca que los consumidores se sientan seguros por la acción de la misma:

Una supervisión especializada significa que la SBS pretende implementar un enfoque de supervisión por tipo de riesgo. Ello implica contar con personal especializado en la evaluación de los diversos tipos de riesgo, tales como riesgo crediticio, de mercado, de liquidez, operacional y legal. Asimismo, la SBS se orienta hacia una supervisión integral que genere una apreciación sobre la administración de los riesgos por parte de las empresas supervisadas. Finalmente, una supervisión discrecional se refiere a que el contenido, alcance y frecuencia de la supervisión debe estar en función del diagnóstico de los riesgos que enfrenta cada empresa supervisada. (págs. 135-136) [6]

En ese sentido, actualmente la supervisión que realiza la SBS en el sector bancario se vuelve insuficiente pues cada vez existen más riesgos para dichos clientes provenientes de diferentes factores que son tanto externos como internos; así, consideramos que debe de darse énfasis e improvement en diversas áreas de dicha entidad.

Respecto a la SBS como ente Educador en el Sector de Tarjetas de Crédito, podemos encontrar que en el propio portal de la SBS se presenta información importante sobre Educación Financiera; no obstante, consideramos que dicha información no llega a ser de relevante ayuda pues no es amigable y de fácil comprensión: no estaría cumpliendo con su objetivo de educar al consumidor en este aspecto. Una de las alternativas de solución a este problema sería la de ir por una vía más tecnológica e implementar mejoras en su aplicativo móvil incluyendo un apartado de educación financiera, por ejemplo.

CONCLUSIONES

La Ley de Bancarización ha sido una norma de impulso fundamental para que los peruanos puedan acercarse al sistema financiero. A pesar de este impulso, todavía es escaso este acercamiento, por lo que se deben de profundizar en tres pilares fundamentales: la Inclusión, Cultura, y Educación Financiera. 

De forma más precisa, dichos 3 pilares en el sector de tarjetas de crédito deben de trabajar en conjunto a fin de poder impulsar el conocimiento de este producto tanto.

La SBS como ente supervisor y educador del sector de Tarjetas de Crédito debe de actualizarse de forma constante pues es precisa una adecuada especialización. Asimismo, una de las vías de improvement debe ser la de estar a la par con los desarrollos tecnológicos, proponiendo así la mejora en el aplicativo celular de la SBS en la que se puedan incluir temas en educación financiera de forma más dinámica y amigable.


 

Referencias:

[1] Texto Único Ordenado de la Ley para la Lucha contra la Evasión y para la Formalización de la Economía – DECRETO SUPREMO Nº 150-2007-EF

[2]   SUPERINTENDENCIA DE BANCA, SEGUROS Y AFP (SBS): Portal de Inclusión Financiera. Consulta:  8 de octubre de 2019.

http://www.sbs.gob.pe/inclusion-financiera/Inclusion-Financiera/Importancia

 [3] FINANZAS PARA TODOS. Cultura Financiera. Consulta: 11 de noviembre del 2019.

https://www.finanzasparatodos.es/es/secciones/actualidad/cultura_financiera.html

 [4] Falconí, P. M. (2013). Derechos de los usuarios del sistema financiero. Sexta Edición. Lima: Fondo Editorial del Congreso del Perú.

 [5] DIARIO GESTIÓN. Finanzas: Educación: Menos del 5% de la población peruana tiene conocimientos financieros. Entrevista a Johanna Yancari, investigadora del Instituto de Estudios Peruanos (IEP)  Consulta: 09 de noviembre del 2019.

https://gestion.pe/tu-dinero/finanzas-personales/educacion-5-poblacion-peruana-conocimientos-financieros-232878-noticia/

 [6] Blossiers, M. J. J. (2016). Para conocer el derecho bancario. Lima: Grupo Editorial Lex & Iuris.

Artículos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

3,094FansMe gusta
495SeguidoresSeguir
- Publicidad -spot_img

Artículos anteriores

- Publicidad -spot_img