16.1 C
Lima
viernes, octubre 22, 2021

El Fintech como una herramienta esencial en los tiempos de la Covid-19 en el Perú

Javier Eduardo Delgado Béjar

Abogado por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Máster en Derecho de los Sectores Regulados con intensificación en Banca y Regulación Financiera por la Universidad Carlos III de Madrid.


 

Sumilla

En el presente artículo se realiza un desarrollo conceptual del «Fintech», sus principales características y su tipología. Asimismo, se hace una reflexión sobre el contexto actual de este fenómeno en el país.

 

Con la aparición de la pandemia de la Covid-19, se han observado imágenes de aglomeraciones de personas en los bancos en el Perú, lo cual refleja una importante falta de oficinas bancarias en el país, que a su vez ha traído como consecuencia graves riesgos de contagio de dicha enfermedad. Hasta hace unos años atrás, este pudo haber sido un problema cuya única solución sería la apertura de más oficinas físicas; sin embargo, en la actualidad, en la que el uso de los smartphones se ha incrementado tremendamente, ello ya no debería ser así.

Ciertamente, en la actualidad existe el fenómeno Fintech que podría ser una gran herramienta para solucionar problemas como el descrito. Por ello, en el presente artículo, intentaremos arribar a un concepto del fenómeno Fintech, luego de ello observaremos algunos de los tipos de empresas Fintech que existen y, finalmente, de manera breve, citaremos algunos temas que son una oportunidad de mejora para promover las Fintech en el Perú.

¿Qué es el Fintech y de dónde surge este concepto? 

La palabra Fintech surge de la unión de dos palabras en lengua inglesa: “Finance” y “Technology” (traducidos como “finanzas” y “tecnología, respectivamente”), de manera tal que el término Fintech se encuentra asociado esencialmente al uso de la tecnología en el sector financiero.

La Comisión Europea utiliza este término para referirse a la innovación en los servicios financieros que se encuentra posibilitada por la tecnología y que da lugar a nuevos modelos empresariales, aplicaciones, productos, etc., los cuales traen consigo efectos significativos en los mercados e instituciones financieras[1].

Por su parte, Thakor señala que el Fintech es el uso de tecnología para proporcionar servicios financieros nuevos y mejorados.[2] Arner, Barberis y Buckley definen el término como el uso de la tecnología para el ofrecimiento de productos y servicios financieros, el cual no se encuentra circunscrito a un producto o servicio financiero en específico.[3]

En relación con este tema, Philippon señaló que el término Fintech cubre todas aquellas innovaciones en los modelos de negocio en el sector financiero, que son producto del uso de la tecnología. Así pues, a su parecer, el Fintech puede alterar las estructuras de negocio existentes, lo cual facilitaría la desintermediación y a su vez revolucionaría la forma en que las empresas crean productos y servicios financieros, entre otros efectos, pero a la vez pueden crear importantes desafíos.[4]

En definitiva, luego de haber revisado las distintas definiciones sobre estas iniciativas, en el presente artículo, consideraremos como Fintech aquellas compañías, ajenas al sector tradicional de la Banca, que ofrecen servicios financieros utilizando tecnología con el objetivo de crear una mayor satisfacción de sus usuarios a través de productos y servicios más eficientes para estos.

¿Cuáles son las características típicas de las Fintech?

Existen innumerables iniciativas Fintech en el mundo, cada una de ellas a través de sus particulares propuestas de servicios en el mercado financiero, situación que hace difícil poder arribar a características únicas de las Fintech. En todo caso, algunas de las características típicas de las Fintech que podemos enumerar son las siguientes:

-Las Fintech parten con ciertas ventajas competitivas frente a la banca tradicional. Por ejemplo, en el tema de costes de las operaciones financieras, se observa que la tecnología aplicada, les permite a los proveedores Fintech operar transacciones de manera flexible sin las estructuras físicas clásicas de la banca tradicional, como pueden ser las sucursales, operaciones de front office, etc. En ese sentido, las Fintech pueden solucionar problemas de aglomeración de personas en las oficinas bancarias en tiempos de la Covid-19.

-El uso de la tecnología debe significar el ofrecimiento de servicios más eficientes que los ofrecidos por la banca tradicional. Para ello, es usual que las empresas Fintech, en búsqueda de esa eficiencia, se enfoquen en un producto o servicio específico, con el objetivo de optimizarlo al máximo a través del uso de la tecnología.

De este modo, los usuarios de Fintech pueden elegir distintos proveedores para acciones que antes realizaban ante una única entidad financiera, lo cual a veces conllevaba el enfrentamiento de estos usuarios a una compleja operación bancaria con un aparente número indeterminado de productos y servicios. Esto ha sido aprovechado por las iniciativas de Fintech, pues ofrecen innovación a través de soluciones tecnológicas especializadas para clientes que están más acostumbrados al uso de dicha tecnología.

Así pues, un consumidor podría utilizar aplicaciones especializadas para cada actividad, como la realización de sus pagos, el acceso a la información de sus cuentas, etc., de manera tal que tendría contacto con distintos proveedores Fintech, a diferencia de tratar con una única entidad financiera como solía suceder tradicionalmente en el sector bancario. A este fenómeno generado por las Fintech se le ha denominado como el “unbudling” de la banca.

-Las iniciativas Fintech tienen una marcada orientación al usuario, razón por la cual tienen como preocupación principal que los productos ofrecidos tengan características acordes o cercanamente ideales para sus usuarios.[5]

-Las Fintech suelen utilizar el análisis de grandes cantidades de datos, utilizan o diseñan modelos predictivos; y, en ciertos sectores, se aplica con relativa intensidad la inteligencia artificial (A.I.). Sobre el particular, se debe tener en consideración que tradicionalmente el uso de la información ha sido muy importante para la banca tradicional, por lo cual la aparición disruptiva del Fintech surge en gran parte gracias a una explotación más eficiente de este importante activo a través de la tecnología.[6]

¿Qué tipos de Fintech existen?

En relación a los tipos de Fintech, habría que dejar en claro que no existe una clasificación uniforme sobre los tipos que se encuentran en el mundo En todo caso, en el presente artículo, nos acogemos a la clasificación propuesta por Noya[7], el cual clasifica a las Fintech de la siguiente manera:

Gestión de inversiones: este tipo de Fintech brindan el servicio de consejos de inversión para lo cual suelen utilizar la tecnología a través de los denominados “robo-advisors”, los cuales utilizan tecnología asociada a algoritmos sofisticados, incluso con inteligencia artificial (A.I.), que le permiten brindar soluciones a los clientes en tiempo real.[8]

Financiación alternativa: este tipo de emprendimientos son, a nuestro juicio, los más disruptivos en el fenómeno Fintech, toda vez que ofrecen los servicios más asociados a la banca: el otorgamiento de préstamos y la captación de depósitos a cambio de rentabilidad.

Existen al menos tres grupos marcados de financiación alternativa, a saber: el P2B lending[9], el P2P lending[10]  y el crowdfunding de inversión (equity crowdfunding).

A diferencia de un préstamo financiado tradicionalmente a través del propio capital y pasivos del banco, los préstamos de una Fintech (denominados anteriormente como P2B o P2P) consisten en una desintermediación lograda a través de plataformas creadas por estos emprendimientos que conectan a sus usuarios.

Pagos digitales: este tipo de Fintech ofrecen servicios como las transferencias, pagos de comercio electrónico o el cambio de divisas. Sin dudas, en el contexto de la pandemia este puede ser uno los segmentos del Fintech que pueden ser más útiles para el público en general, toda vez que evita que las personas tengan que ser parte de transacciones físicas que incrementan un riesgo de contagio de la Covid-19.

Criptomonedas (cryptocurrencies): este tipo de Fintech ofrecen servicios asociados al uso de monedas digitales que trabajan de manera independiente a un banco central, siendo la más popular la criptomoneda “Bitcoin”.

Neobancos: estas Fintech se dedican a ofrecer soluciones tradicionales como una cuenta de ahorros, pero son propuestas únicamente digitales a diferencia de un banco tradicional.

Unas breves reflexiones sobre la situación actual del Fintech en el Perú.

1.  El Fintech puede ser una gran herramienta para combatir todas las falencias que existen actualmente en la oferta financiera en el Perú; sin embargo, se debe tener en consideración que se requiere una mayor inclusión digital.

Ciertamente, sin inclusión digital es imposible que el Fintech se desarrolle con todo su potencial en el Perú: una persona sin acceso a dispositivos digitales y/o acceso a Internet, no podrá tener acceso al mundo de los servicios Fintech. Únicamente de manera conjunta, la tecnología a través de los smartphones, los ordenadores, los servicios Fintech y el acceso a Internet, pueden representar una herramienta que promueva una mayor inclusión financiera en el Perú y una oferta de servicios más eficiente y orientada a los usuarios. [11]

2. El Fintech puede conllevar riesgos asociados al riesgo cibernético y el fraude, lo cual no debería significar una desprotección de los consumidores de los servicios ofrecidos por las Fintech.

Ciertamente, en medio de la crisis generada por la Covid-19 se ha visto un incremento en el uso de las herramientas digitales ofrecidas por los bancos, que en paralelo o en cooperación con las propuestas Fintech, han aparecido en el mercado. Sin embargo, esto se ha visto acompañado por una difusión continua a través de redes sociales de fraudes a los que habrían sido expuestos las personas. Esta situación podría generar un desincentivo para que cada vez más consumidores puedan utilizar soluciones digitales ofrecidas por los bancos, soluciones Fintech ofrecidas por start-up ajenas a la banca tradicional o incluso soluciones ofrecidas por la cooperación entre una Fintech y un banco.

Actualmente no existe una legislación general única que cubra todos y cada uno de los aspectos de las Fintech. Por esta razón, el análisis de legalidad de las actividades llevadas a cabo por una Fintech dependerá de la actividad realizada por esta.

En todo caso, el Estado debería hacer un esfuerzo para difundir los derechos que tienen los consumidores de las Fintech, así como de los medios legales a los cuales pueden tener acceso ante cualquier controversia ante este tipo de proveedores; en resumen, se deberá hacer un esfuerzo por poner en conocimiento del público en general que, en su calidad de proveedores, las Fintech también se encuentran sujetas a las disposiciones de protección al consumidor dispuestas en la Ley 29571, Código de Protección y Defensa del Consumidor.

3. Ante la pregunta si las Fintech deberían ser reguladas, no existe una respuesta única debido a la variedad de servicios y modelos de negocios que este tipo de empresas prestan. En todo caso, lo cierto es que la regulación debería tomar en considerar los riesgos que traen consigo, pero a su vez su actuación no debería desincentivar la aparición de nuevos emprendimientos Fintech.

Ciertamente, la regulación de las Fintech debería tener un nivel adecuado de capacidad de adaptación, que se adapte a la manera como este tipo de compañías va modificando su tamaño y, en ocasiones, sus actividades. Las Fintech avanzan al ritmo de la tecnología, por lo que deben evitarse formulas legislativas que la desincentive.

El Estado podría tomar como ejemplo ciertas herramientas regulatorias utilizadas en otros países, entre estas podríamos citar al Sandbox Regulatorio[12] y los Innovation Hub[13], las cuales han sido útiles frente al reto de regular ante un mercado de constante innovación tecnológica, ello en la medida que les permite a los reguladores poder tener un contacto cercano y reciente con los nuevos modelos de negocios y servicios que pretenden ser prestados por las Fintech en el mercado.

A la fecha, ya existen ciertas iniciativas conjuntas en este sentido por parte de las entidades competentes como la Superintendencia de Banca y Seguros y AFP, la Superintendencia de Mercado de Valores, hecho que es prometedor para el avance de las Fintech en el futuro en el Perú.[14]

Por lo mencionado, las Fintech pueden significar una alternativa para poder evitar problemas graves en el Perú relacionados a la carencia de suficientes oficinas bancarias en el Perú que han ocasionado aglomeración de personas en la época de la Covid 19. Así pues, para que exista una mayor promoción de este tipo de iniciativas, es necesario que el Estado tome un papel más activo tanto con los consumidores, como estas propias Fintech. No obstante, lo anterior, no se debe dejar de lado el hecho que el uso de la tecnología puede verse asociado a riesgos que deberán ser eliminados, o al menos atenuados, a través de un mecanismo legal adecuado y claro, que no signifique de modo alguno un desincentivo para la aparición de este tipo de emprendimientos.


 

[1] Comisión Europea. (2018). Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Banco Central Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité Europeo de las regiones. Plan de acción en materia de tecnología financiera: por un sector financiero europeo más competitivo e innovador. Pp.2.

https://ec.europa.eu/transparency/regdoc/rep/1/2018/ES/COM-2018-109-F1-ES-MAIN-PART-1.PDF.

[2] Anjan V. Thakor. (2020). Fintech and banking: What do we know? Journal of Financial Intermediation (41), 1-13. Pp. 1.

[3] Buckley, R., Arner, D. y Barberis J. (2016). The evolution of Fintech: A New Post-Crisis Paradigm. Georgetown Journal of International Law (47), 1271-1319. Pp.3 y 5. https://www.researchgate.net/publication/313365410_The_Evolution_of_Fintech_A_New_ Post-Crisis_Paradigm.

[4] Philippon, T. (2019). On Fintech and Financial Inclusion. Pp. 2. https://www.bis.org/events/conf190628/philippon.pdf

[5] Rodríguez, J.L. y Hinojo, P. (2019). Oportunidades de la tecnología aplicada a los mercados financieros: el fenómeno Fintech. Boletín económico de ICE (3109), 15-28. Pp.20 https://www.researchgate.net/publication/331953895_Oportunidades_de_la_tecnologia_aplicada_a_los_mercados_financieros_el_fenomeno_Fintech.

[6] Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. (2018). E/CNMC/001/18 Estudio sobre el impacto en la competencia de las nuevas tecnologías en el sector financiero (Fintech). CNMC. Pp.3

[7] Noya, E. (2016). ¿Es el Fintech el mayor desafío que afronta la banca? Harvard Deusto Business Review (254), 22-29.

[8] Ramos Muñoz, D., Fraile Carmona, A., Gonzáles-quel Lombardo, A., Rivera Pastor, R., Tarín Quirós, C., Villar García, J. y Castejón Martín, L. (2018). Competition issues in the Area of Financial Technology, estudio realizado para el Parlamento Europeo. Pp.18. https://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/STUD/2018/619027/IPOL_STU(2018)619 027_EN.pdf

[9] La financiación P2B (denominada como Crowdlending a empresas o P2B lending en la literatura de habla inglesa), involucra un préstamo entre una empresa y varios particulares, de ahí su denominación “Peer to Business” que en español vendría a traducirse como el préstamo entre pares a un negocio.

[10] La financiación P2P (denominada como Crowdlending a particulares o P2P lending) es similar a la financiación P2B, con la diferencia de que las múltiples aportaciones de inversores sirven para brindarle crédito a un particular.

[11] Narain, A. (2016). Las dos caras del cambio. Las nuevas tecnologías prometen beneficios, pero con riesgos. Revista Finanzas y Desarrollo (3), 20 – 21.  https://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/spa/2016/09/pdf/narain.pdf.

[12] El sandbox es un espacio que se encuentra controlado por un regulador, en el cual participan compañías que podrán probar ideas de negocio innovadoras con exención del cumplimiento de determinados requisitos o garantías en caso de que no exista un marco regulatorio aplicable.

[13] Los innovation hub son centros de innovación en los que los reguladores habilitan un punto de contacto con las compañías para resolver dudas y obtener orientación no vinculante respecto de cómo encajan sus propuestas comerciales con el marco regulatorio.

[14] Superintendencia de Banca, Seguros y AFP. “Pagos digitales: tomando un nuevo impulso” en Boletín Semanal SBS informa” N° 38. Diciembre de 2020. https://www.sbs.gob.pe/boletin/detalleboletin/idbulletin/1132?title=Pagos%20digitales:%20tomando%20un%20nuevo%20impulso

Artículos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

3,094FansMe gusta
495SeguidoresSeguir
- Publicidad -spot_img

Artículos anteriores

- Publicidad -spot_img