Address
304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

Work Hours
Monday to Friday: 7AM - 7PM
Weekend: 10AM - 5PM

¿Cómo diferenciar la denominación social, razón social, marca y nombre comercial?

Almendra Espinoza Palomino

Abogada por la Pontificia Universidad Católica del Perú, con segundo título de especialidad en Derecho Registral y con estudios de posgrado en Derecho de la Empresa, ambos por la misma casa de estudios; con amplia experiencia en derecho corporativo. Adjunta del curso de Sociedades Anónimas en la Facultad de Derecho y fue adjunta del curso de Derecho de Sociedades en la citada Maestría, ambas en la Pontificia Universidad Católica del Perú.


Sumilla: Como parte de los aspectos societarios a considerar al inicio de la constitución de una sociedad, los accionistas o socios fundadores tienen que elegir un nombre que identificará a la misma, la cual legalmente se identifica como denominación social o razón social. Por otro lado, otro aspecto de una sociedad o empresa en proceso de constitución o constituida, es que esta puede elegir una marca y nombre comercial que la identifiquen en el mercado. Si no estamos familiarizados con las definiciones de cada una, puede haber confusión sobre el manejo de estos términos y cuál es la protección de cada una. Por ello, mediante este artículo brindaremos brevemente los conceptos de cada una de ellas, para lograr diferenciarlas.

I. ¿Cómo se diferencia la denominación social de la razón social en una sociedad?

    Una sociedad en proceso de constitución requiere un nombre que la identifique y distinga de otras personas jurídica preexistentes, así como una persona natural tiene uno que lo individualiza; es decir, “el nombre es un signo para distinguir a un sujeto de derecho de otra, una persona de otra, su finalidad es individualizarla, a la vez de consistir en una manifestación del derecho a la identidad”[1]. Al momento de constituir una sociedad, el nombre que elijan los accionistas o socios fundadores nace de la creación de ellos, que incluso luego de la constitución puede modificarse si así lo deciden los accionistas o socios.

    El nombre de la sociedad legalmente se identifica como denominación social o razón social, que dependerá del tipo societario que los accionistas o socios fundadores elijan al momento de constituir la sociedad. Asimismo, luego de la constitución de la sociedad, los accionistas o socios pueden cambiar su tipo societario, con lo cual pueden pasar de tener una denominación social a una razón social y viceversa. La regulación aplicable a la denominación o razón social son los artículos 9, 10, 50, 235, 250, 266, 279, 284 y 296 de la Ley General de Sociedades, según sea aplicable; los artículos 15 al 25 del Reglamento de Registro de Sociedades y el Decreto Supremo que crea el Índice Nacional de Reserva de Preferencia Registral de Nombre, Denominación o Razón Social (D.S. N° 002-96-JUS).

    Ahora bien, la denominación social tiene dos categorías: (i) Denominación social completa y (ii) Denominación social abreviada. La denominación social completa es obligatoria y se emplea para sociedades de capitales y este tipo de sociedades se caracterizan en que “solo importa la acumulación económica de los aportes de los socios de la sociedad, cuya contrapartida se refleja en la cuenta capital social”[2]. El nombre que se indica es producto de la creación de los accionistas o socios, pudiendo ser un nombre de fantasía o ficción, o incluso puede incluir “el nombre de alguna persona física, socia o no socia”[3].

    Mientras que la denominación abreviada es opcional y debe conformarse por palabras, primeras letras o sílabas de la denominación social completa; además que, no se exige que se incluya las siglas del tipo societario en la denominación abreviada, excepto que sea exigible por mandato legal. Asimismo, el Tribunal Registral ha indicado en la Resolución N° 1424-2024-SUNARP-TR que la denominación abreviada debe cumplir las siguientes formalidades: (i) No estar compuesta por todas las palabras de la denominación completa, puesto que se estaría repitiendo; (ii) No se puede emplear una palabra que no forme parte de la denominación completa y; (iii) «Puede estar conformada por las primeras letras o las primeras sílabas de todas o algunas de las palabras que integran el nombre completo. Basta con las primeras letras o primeras sílabas de alguna o alguna de ellas”[4]. De la misma forma, el Tribunal Registral aprobó como precedente de observancia obligatoria mediante IX Pleno:

    Denominación abreviada

    La denominación abreviada de una sociedad podrá estar conformada por alguna o algunas palabras de la denominación completa.”[5]

    Las sociedades que utilizan la denominación social son las sociedades anónimas ordinarias, sociedades anónimas abiertas, sociedades anónimas cerradas y sociedades comerciales de responsabilidad limitada.

    Por otro lado, la razón social corresponde a las sociedades personalistas donde el nombre asignado incorpora “el nombre de uno o más socios y exhibe la existencia de una responsabilidad subsidiaria, solidaria, e ilimitada (…). En la razón social no cabe siglas, iniciales ni abreviatura”[6]. Entre las sociedades que utilizan la razón social se encuentran las sociedades colectivas, sociedades en comanditas, sociedades civiles ordinarias y sociedades civiles de responsabilidad limitada, y cuando se indica que no cabe siglas, no se refiere a las siglas de los tipos societarios; ejemplo, se puede usar la sigla de la “Sociedad Civil” que es “S. Civil”.

    De la misma forma, la sociedad con razón social puede conservar el nombre del socio que este separado, excluido o fallecido, si el socio o sus sucesores consiente ello mediante su intervención en la escritura pública. En caso la sociedad desee incluir en su razón social un nombre de una persona natural que no es socio, este debe brindar su consentimiento expreso mediante su intervención en la escritura pública, puesto que esta persona quedará sujeta a responsabilidad solidaria y responsabilidad penal, si corresponde, conjuntamente con la sociedad.

    Los accionistas o socios ejercen su derecho de salvaguardar el nombre que eligieron para la sociedad en proceso de constitución o modificación de estatuto, ya sea que cuente con una denominación completa o abreviada o razón social, mediante la solicitud de reserva de preferencia registral ante Registros Públicos. Este es “un trámite registral mediante el cual se impide que terceros obtengan la inscripción del nombre o los nombres que se han escogido”[7].

    Existen prohibiciones que aplican tanto para la denominación como razón social, consiste que no se puede elegir una denominación social completa o abreviada igual a otra denominación preexistente debidamente registrada en el Índice Nacional de Registro de Personas Jurídicas (en adelante, el Índice). De igual forma sucede con la razón social, que no se puede adoptar una igual a otra preexistente. Esta igualdad que se menciona se refiere a cualquiera de las siguientes opciones[8]:

    1. Cuando existe total coincidencia de denominación o razón social con otra registrada en el citado Índice, “no se tomará en cuenta la forma social ni el tipo de persona jurídica”[9], tanto del nombre que se pretende registrar como del nombre de la sociedad registrada.
    2. El uso de las mismas palabras en diferente orden.
    3. El uso de las mismas palabras con adición o supresión de artículos, espacios, preposiciones, conjunciones, acentos, guiones o signos de puntuación.
    4. El uso de las mismas palabras en singular o plural.

    Cabe agregar que, el contraste de igualdad entre el nombre que se pretende registrar versus el nombre de la sociedad registrada será tanto de la denominación completa como de la denominación abreviada. Por ejemplo, una sociedad preexistente e inscrita en Registros Públicos tiene una denominación completa “XYZ Abecedario S.A.C.” y denominación abreviada “X-Ab S.A.C.”, mientras que otra sociedad quiere reservar la denominación completa “Xab S.A.”; de la comparación realizada se encuentra igualdad entre la denominación abreviada “X-Ab S.A.C.” y la denominación completa “Xab S.A.”, el guion no hace la diferencia y tampoco importa que si el nombre de uno es denominación completa y el otro abreviada porque la prohibición de igualdad aplica para ambas; por ende, en este caso no procedería la reserva de denominación de esa sociedad. Sin perjuicio de lo antes mencionado, existe la excepción frente a esta prohibición de igualdad y es que se demuestre legitimidad para usar una denominación o razón social igual a la de otra sociedad preexistente.

    Finalmente, otra prohibición para la denominación o razón social es que no se puede usar nombres de organismos, instituciones públicas, signos distintos que estén protegidos por los derechos de propiedad industrial o elementos que estén protegidos por derechos de autor, a menos que se demuestre legitimidad para usar esos nombres.

    II. ¿Cuál es la diferencia entre las marcas y nombre comercial?

      La marca es un signo distintivo que nace de la creación de una persona natural o jurídica, con la finalidad que su producto o servicio sea diferenciado de otras marcas que compiten en el mismo sector económico, mediante la atribución de ciertas características o calidad a su producto o servicio, con lo cual el consumidor puede individualizar y “reconoce con seguridad que el producto o servicio con esa marca tiene características específicas, (…) que la diferencian de los demás”[10]. La marca puede estar conformada por palabras, figuras o una combinación de ambos, todo dependerá de la creatividad de la persona natural o jurídica, que incluso si su marca está conformada únicamente por palabras, esta puede tener un tipo de fuente especial que la distinga del resto.

      No es obligatorio registrar la marca ante el Indecopi, pero no hacerlo conlleva asumir posibles riesgos; puesto que, el registro de una marca otorga protección jurídica siendo un registro constitutivo de derechos, ya que a “partir del registro nace un derecho de exclusiva para el titular, que significa que solo el titular puede usar la marca y comercializar los productos o servicios específicos que están consignados en el certificado de registro”[11]. En ese sentido, si no registra su marca, corre el riesgo de que un tercero o la competencia pueda registrarla como suya, incluso no podrá impedir que terceros usen su marca sin autorización o que quieran registrar una marca similar a la suya sin su consentimiento, ya que su marca al no tener protección jurídica no tiene derecho exclusivo sobre ella.

      Existen varios tipos de marcas, tales como, marcas denominativas, figurativas, mixtas, tridimensionales, entre otros; sin embargo, no las desarrollaremos para efectos del presente artículos. Ahora bien, una sociedad puede tener la titularidad de varias marcas registradas ante Indecopi, pudiendo deberse a que ofrece diferentes productos y/o servicios que se encuentran en distintas clases de la Clasificación de Niza[12]. Por ejemplo: (i) L’Oréal es titular de varias marcas de productos, tales como, L’Oréal, Maybelline New York, entre otros, y cada marca vende varios productos. (ii) Apple Inc. es titular de la marca “Iphone” que se encuentra registrada como producto en la clase 09 (dispositivos electrónicos digitales de mano y móviles, computadoras, entre otros) y como servicio en la clase 37 (servicios de instalación, mantenimiento, reparación de hardware de computadora, entre otros).

      La regulación aplicable tanto para las marcas como para los nombres comerciales son el Decreto Legislativo que aprueba Disposiciones Complementarias a la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina que establece el Régimen Común sobre Propiedad Industrial (D.L N° 1075) y la norma internacional Decisión 486, Régimen Común sobre Propiedad Industrial.

      Con relación al nombre comercial, este también un signo distintivo que, conforme a la definición legal establecida en el artículo 190 de la Decisión 486[13]:

      “Se entenderá por nombre comercial cualquier signo que identifique a una actividad económica, a una empresa, o a un establecimiento mercantil.

      Una empresa o establecimiento podrá tener más de un nombre comercial. Pueden constituir nombre comercial de una empresa o establecimiento, entre otros, su denominación social, razón social u otra designación inscrita en un registro de personas o sociedades mercantiles.

      Los nombres comerciales son independientes de las denominaciones o razones sociales de las personas jurídicas, pudiendo ambas coexistir.”

      El nombre comercial permite identificar a la sociedad o empresa con la actividad económica que realiza esta, no es necesario que se registre ante el Indecopi y este registro es de carácter declarativo, “ya que el derecho exclusivo se adquiere por el uso en el comercio”[14]. Incluso cuando se presenta la solicitud de registro de un nombre comercial, se debe demostrar la fecha de la primera vez que se usó este mediante algún documento. En ese sentido, el titular que quiera proteger su derecho respecto del nombre comercial tiene que probar que usó ese nombre comercial con anterioridad al que dice ser dueño de este, la prueba es algún documento que consigue la fecha de la primera vez que lo usó.

      Asimismo, también puede existir conflictos entre un nombre comercial usado con anterioridad a la solicitud de un registro de marca o entre la solicitud de un nombre comercial y una marca o nombre comercial registrado. Frente a cualquier conflicto, la segunda instancia administrativa del Indecopi será la encargada de resolverlos.

      III. Conclusiones

      1. Una sociedad podrá tener registrada varias marcas y nombres comerciales, pero solo puede tener una denominación o razón social, pero no ambas ya que esto depende del tipo societario adoptado.
      2. Existen prohibiciones aplicables para la denominación y razón social que se debe respetar al momento de elegir un nombre para la sociedad.
      3. La marca es un signo distintivo que permite identificar un producto o servicio dentro de un sector económico, cuyo registro es constitutivo y al titular de esta se demuestra con el certificado emitido por el Indecopi.
      4. El nombre comercial es un signo distintivo que permite identificar a una empresa o establecimiento comercial con la actividad económica que realiza, cuyo registro es declarativo.

      [1] Tribunal Registral. Resolución N° 1424-2024-SUNARP-TR (NSIR-T), fecha 05 de abril de 2024. Arequipa. Pág. 4.

      [2] Salas, Julio. “Sociedades reguladas por la Ley General de Sociedades”. Lima: Fondo Editorial PUCP. 2019. Pág. 22.

      [3] Montoya, Ulises. “Derecho Comercial”. Tomo I. Lima: Grijley. 1998. Pág. 420.

      [4] Tribunal Registral. Resolución N° 1424-2024-SUNARP-TR, fecha 05 de abril de 2024. Arequipa. pág. 5.

      [5] IX Pleno del Pleno del Tribunal Registral aprobado mediante sesión ordinaria el día 03 de diciembre de 2004.

      [6] Montoya, Ulises. “Derecho Comercial”. Tomo I. Lima: Grijley. 1998. Pág. 420.

      [7] Montoya, Ulises. “Derecho Comercial”. Tomo I. Lima: Grijley. 1998. Pág. 422.

      [8] Artículo 16 del Reglamento de Registro de Sociedades y artículo 9 del Decreto Supremo N° 002-96-JUS.

      [9] Tribunal Registral. Resolución N° 4465-2023-SUNARP-TR, de fecha 20 de octubre de 2023. Lima. Pág. 5.

      [10] Arana, María del Carmen. “La protección jurídica de los signos distintivos”. Lima: Fondo Editorial PUCP. 2017. Pág. 22.

      [11] Arana, María del Carmen. “La protección jurídica de los signos distintivos”. Lima: Fondo Editorial PUCP. 2017. Pág. 25.

      [12] Clasificación Internacional de Productos y Servicios para el Registro de Marcas – Clasificación de Niza. Consultado el día 29 de mayo de 2024: < https://www.gob.pe/institucion/indecopi/informes-publicaciones/1086862-clasificacion-internacional-de-productos-y-servicios>.

      [13] Decisión 486, Régimen Común sobre Propiedad Industrial. La Comisión de la Comunidad Andina.

      [14]  Arana, María del Carmen. “La protección jurídica de los signos distintivos”. Lima: Fondo Editorial PUCP. 2017. Pág. 113.

      Dimensión Mercantil
      Dimensión Mercantil
      Artículos: 412

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *